Agencias |

Agencias

Mañana se realizará la entrega a lo mejor de la industria porno en Estados Unidos, y aunque muchos focos se volverán hacia Stormy Daniels y la polémica con Donald Trump, la reunión estará marcada por algo más oscuro: en las últimas diez semanas han muerto cinco actrices XXX.

Y ante los fallecimientos, exponentes de EU y Canadá obligan a volver la mirada a la compleja situación laboral, social y de salud física y mental de las actrices.

Al parecer no hay o no se ha identificado un patrón que enlace a los decesos; sin embargo las actrices XXX Ginger Banks y Raven Hart relatan a la web Hollywood Life la dura realidad que atraviesan las mujeres del rubro.

“Si empiezas muy joven en este negocio y ya tienes predisposición por temas personales de depresión u otra cosa, trabajar en el porno puede intensificarlos, esta no es una carrera para todo el mundo”, expresó Raven.

Asimismo, mencionó específicamente el caso de August Ames, que al parecer no aguantó el ciberbullying que vivía, acusada de homofobia tras negarse a trabajar por seguridad con un actor que había participado en películas de corte gay. Ella falleció de un aparente suicidio.

Por su parte, Banks aseguró que “la forma en que la sociedad mira y trata a las estrellas del porno nos deprime más, es duro sentir que no encajamos o que somos ciudadanas de segunda clase”. Ella misma ha sufrido depresión y añade que “la peor parte” es la forma en que la trata la gente por lo que hace para ganarse la vida.

Según Banks, “una vez que alguien en una comunidad comete suicidio, es más probable que les pase a otros del mismo entorno y eso es lo que podría estar pasando con algunos de estos decesos.



RECOMENDAMOS