Especial |

El Diario de Juárez

Tú también lo has hecho: Llevar el celular al baño es una costumbre que cada vez se hace más frecuente en nuestras vidas, sin embargo tiene peligros que no te imaginabas, dice Cultura Colectiva.

Y tirarlo por el inodoro es lo de menos.

Estudios recientes encontraron datos que deberían alertarnos, y que seguro harán que muchas personas quieran limpiarlo más seguido.

Según una publicación de la Universidad de Stanford, el celular puede albergar hasta 18 veces más bacterias que las que hay en un baño público. Una cifra de espanto.

Un estudio realizado por la London School of Hygiene & Tropical Medicine de Reino Unido a 390 personas, arrojó que el 90% de los celulares estaban contaminados con materias fecales. Este tipo de situaciones provoca que los riesgos de contraer enfermedades como gripe aumenten en 30 por ciento por tan sólo tocar un teléfono móvil ya sea propio o ajeno.

¿Qué hacer para evitarlo?

La respuesta inmediata sería dejar el teléfono cuando se utilice un sanitario. Lo cierto, es que ante la certeza de que este creciente hábito está lejos de ser erradicado, lo más recomendable será limpiar con toallas húmedas con alcohol su superficie diariamente, y utilizar fundas que sean lavadas con frecuencia para eliminar en lo posible sus bacterias.



RECOMENDAMOS