Internet /

El Diario de Juárez

Parece que hemos sido engañados durante toda nuestra infancia y adultez, pues nuevas pruebas afirman que Winnie Pooh, el gran osito, es en realidad una osa, escribe Daily Trend.

Espera, ¿qué?

Sí, un nuevo libro que se llama: 'Buscando a Winnie: La verdadera historia del oso más famoso del mundo' señala que el nombre de Winnie proviene de una osa negra que vivía en un zoológico de Londres y se llamaba Winnipeg, en honor a la ciudad canadiense homónima.

Así que dos cosas: Winnie en realidad es una osa y no es de Inglaterra sino de Canadá.

Esta aparentemente disparatada historia está explicada en el libro, que fue escrito por Lindsay Mattick, la bisnieta del soldado que llevó al verdadero (ahora verdadera) Winnie Pooh a Inglaterra.

El teniente Harry Colebourn compró a Winnie por  20 dólares en la Primera Guerra Mundial, reportó Bustle,  y ambos se hicieron amigos.

Winnie era una especie de mascota en su regimiento.

Pero cuando Colebourn tuvo que irse a Francia, dejó a su amiga en el zoológico de Londres.

Es por eso que la frase de Winnie Pooh: "Si alguna vez llega un día en que no podamos estar juntos, mantenme en tu corazón, me quedaré allí para siempre", adquiere ahora un sentido muy lacrimógeno.

Pero Winnie, ya en el zoológico de Londres, se hizo amiga de un niño que solía visitarla en el zoológico: Christopher Robin, quien quería tanto a Winnie que nombró así a su osito de peluche.

El papá de Christopher era AA Milne, el escritor británico que creó la historia de Winnie Pooh que todos conocemos.

 



RECOMENDAMOS



Loading...