Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /
Instagram /

El Diario de Juárez

El día de hoy, la tendencia del piercing se ha abierto camino a un espacio poco convencional: las manos... y más específicamente, los dedos. ¿Qué les parecería tener un diamante incrustado en uno o varios de sus dedos?

Este tipo de perforación puede ser superficial o microdermal. Al igual que un arete en el ombligo, la perforación superficial de los dedos atraviesa la piel con una aguja. La aguja entra por un lado y sale por el otro. Las perforaciones microdermales, sin embargo, se caracterizan por la inserción de un "ancla" que va por debajo de la piel. Una vez que colocas el ancla, se puede incrustar un diamante para que muestres tu bling en todo momento.

Este tipo de piercing definitivamente no es para los débiles de corazón. El procedimiento se ve doloroso... y no queremos ni pensar en que el diamante se atore en la ropa o se jale en una actividad cotidiana mientras la herida sigue abierta. Pero nuestro cuerpo es nuestro templo y cada quien es libre de decorar su templo como más le plazca, informó Konbini. 



RECOMENDAMOS



Loading...