Tomada de Internet /

Excélsior

Ciudad de México— Historias de gente rica que paga grandes cantidades de dinero por recibir algún servicio no son extrañas, sin embargo lo que hizo Sam Altman con parte de su fortuna, si lo es.

El  multimillonario cocreador de Y-Combinator, compañía que se dedica a financiar empresas dedicadas a la tecnología, se ha vuelto famoso de la noche a la mañana por dar a conocer que pagó 10 mil dólares a una compañía para que le 'digitalicen la mente'.

Si, por más extraño y futurista que suene la idea, es posible gracias a Robert McIntyre y su proyecto Nectome, el cual tiene como objetivo preservar los cerebros a través de un proceso de 'embalsamiento tecnológico' que permitirá en un futuro digitalizar el contenido en una simulación computarizada.

Aunque en la actualidad no exista la infraestructura necesaria para llevarlo a cabo, prometen preservar el cerebro por cientos de años, mediante una criopreservación estabilizada con aldehído. Esto para cuando se cree dicha tecnología, poder pasar la mente a alguna computadora o memoria.

Por muy extraño e innecesario que suene, Altman esta decidido a someterse al tratamiento. Lo polémico, es que este le provocaría la muerte, pues para evitar que el cerebro sufra daños irreversibles, deberá estar vivo en el momento en el que se le inyecten diversos químicos encargados del embalsamiento.

¿Te suena familiar el proceso? Quizá es porque lo viste en la película Lucy con Scarlett Johansson como protagonista.



RECOMENDAMOS



Loading...