Internet /

Associated Press

Berlín— Una aerolínea portuguesa ofreció disculpas a 106 pasajeros varados en el aeropuerto de Stuttgart, en el suroeste de Alemania, al cancelar un vuelo a último momento porque el copiloto estaba borracho.

Poco antes de la partida del vuelo de TAP a Lisboa el viernes por la noche, un empleado del aeropuerto advirtió que el copiloto se tambaleaba y su aliento olía a alcohol. Avisó a las autoridades, que decidieron no autorizar la partida. No estaba claro si el copiloto, de 40 años, fue detenido.

La agencia noticiosa alemana dpa informó el sábado que los 106 pasajeros fueron alojados en hoteles. TAP tuiteó que los pasajeros solo podrían volar el lunes, "que por el momento es el primer día con asientos disponibles".



RECOMENDAMOS



Loading...