Pixabay |

Excélsior

Ciudad de México– Sí, entendemos que enojarse es algo normal, un sentimiento que surge cuando algo nos molesta. Sin embargo, debemos aprender a controlar el carácter o podría salirnos muy muy caro, que fue lo que le pasó a James P. Sweeney.

El abogado retirado se encontraba comiendo pasta en el Roma Ristorante en Oakville, Connecticut y aunque no lo creas, su platillo terminó costándole más de 100 mil dólares.

Y no, no era un restaurante tipo Chef Table, si no que se metió en una discusión acalorada y su enojo lo llevó a arrojar su plato de comida.

De acuerdo con medios locales, Sweeney tomó su pasta con fra diavolo caliente y se la lanzó a Michael Cosmos pero no sólo golpeo a Cosmos sino también a Constance Koulmey de 57 años, quien cayó al piso y se golpeó la cabeza.

La afectada sufrió una conmoción cerebral, visión borrosa y dolor de espalda, por lo que presentó una demanda contra Sweeney, acusándolo de negligencia y agresión.

Aunque el 'agresor' intentó defenderse diciendo que no había lanzado ningún platillo, las cámaras de seguridad captaron el momento y después de más de tres horas de deliberación,  el jurado falló a favor de Koulmey, ordenando a Sweeney pagarle $85,049 dólares más intereses, dando un total de 102 mil 500 dólares.



RECOMENDAMOS



Loading...