Internet /

Excélsior

Ciudad de México– De unos años para acá, la tasa de divorcios ha aumentado en gran manera, según el Inegi, tan sólo en México se registran 20 divorcios por cada 100 matrimonios.

Tomar esta decisión no ocurre de un día a otro, la idea va tomando forma en cuanto los problemas y las peleas aumentan.

Aunque suene negativo en ocasiones es lo mejor que le puede pasar a una pareja que se encuentra en una relación tóxica.

Sin embargo, hay personas que prefieren ahorrarse los tediosos trámites y huir para empezar de cero.

Un claro ejemplo es el caso del británico Peter Rigden, quien este miércoles fue sentenciado por un tribunal a seis meses de prisión y una multa de 151 dólares por el delito de bigamia.

UN DELITO QUE SE RESOLVIÓ GRACIAS A FACEBOOK

Su mujer pensó que su marido había desaparecido víctima de algo turbio, pero diez años después lo encontró por Facebook y se dio cuenta que tenía otra esposa y un hijo.

De acuerdo con Daily Mail, Rigden se casó con Mahala, su primera mujer, en el año 2000. Con ella vivió en la ciudad de Bolton hasta que un día, en 2003, el hombre de 48 años le dijo que se iba a Londres a trabajar pero jamás regresó.

Luego de una década, vagando en la red social, lo encontró por coincidencia y se dio cuenta de su 'nueva vida' con Kerry Storey, a quien había conocido en 2006, tres años después de su desaparición.

Al enterarse del engaño, Malaha decidió acudir a la policía, quienes tuvieron la labor desenmascarar al hombre frente a su segunda esposa.

Al enterarse de la situación, Storey contó ante la corte que fue ella misma con la ayuda de su madre quienes pagaron los gastos de la boda, que se elevaron a más de 15 mil dólares.

Rigden confesó su culpa ante los jueces, admitiendo que "cometió un error", lo cual, obviamente, no lo salvó de la sentencia condenatoria. 



RECOMENDAMOS



Loading...