Pixabay /

Excélsior

Ciudad de México– Tereza Burki es una empresaria de 47 años que decidió demandar al sitió de citas Seventy Thirty por no haber encontrado pareja.

Si, en serio, no estamos bromeando, la mujer se tomó en serio la búsqueda del amor y al no ver resultados le exigió a la compañía que le devolviera el dinero que invirtió durante años en la plataforma.

De acuerdo con The Guardian, la 'afectada' que es divorciada y tiene 3 hijos, quería encontrar a un caballero sofisticado que trabajara en el sector financiero, que tuviera un estilo de vida de 'persona adinerada' y que además la llevara a viajar por el mundo.

Luego de observar los 'requisitos' -nada modestos- de Burki, el juez señaló que los directivos del sitio la engañaron asegurando que había un 'número sustancial' de hombres dispuestos a conocer a la mujer de sus sueños, cuando en realidad en la base de datos de la agencia había apenas un centenar de miembros activos.

Ayer el juez a cargo del caso, Richard Parkes, declaró culpable a Seventy Thirty de 'hacer promesas sin prestar bienes'.

"Si la señora Burki hubiera sabido el verdadero tamaño de la membresía [masculina] activa, no se habría apuntado en Seventy Thirty", afirmó Parkes.

Ahora, la mujer recibirá las 12 mil 600 libras que pagó en 2013 junto a 500 libras más (unos 630 dólares) en compensación por 'daños psicológicos'. 



RECOMENDAMOS



Loading...