Pixabay /

Excélsior

Ciudad de México– A veces huraños, en ocasiones cariñosos, groseros, tiernos, rebeldes, divertidos, podrán tener mil y un características (buenas y malas) pero todas se suman a la lista de cosas por las que los amamos.

¿Sabes de qué animal te estamos hablando? Sí, obviamente de los gatos.

Como bien sabes, los felinos son animales que muchas personas prefieren como mascotas por ser independientes y solitarios, a diferencia de los perros, que todo el tiempo exigen amor y caricias.

Increíblemente, tenerlos como mascota puede que ya no sea posible para los habitantes de Omaui, una pequeña aldea costera del sur de Nueva Zelanda.

De acuerdo con New Zealand Herald, las autoridades planean prohibirlos para proteger la fauna nativa.

Bajo esta iniciativa -sometida a votación- propuesta por Environment Shouthland, la agencia ambiental del gobierno, los propietarios de gatos tendrán que castrarlos, ponerles microchip y registrarlos.

Si el gato muere -por accidente o causas naturales- los dueños no podrán adquirir uno nuevo.

Sí, aunque suena a locura, todo esto es cierto. Además, aquellos que no respeten la prohibición, serán castigados con fuertes sanciones.

Los impulsores de la iniciativa se justifican diciendo que los gatos suponen un peligro para la fauna del área. 

"No odiamos a los gatos, pero queremos que nuestro entorno sea rico en fauna silvestre", dijo John Collins, presidente de la organización ambientalista local Omaui Landcare Charitable Trust y defensor de la propuesta.

Como era de esperar, los residentes de la localidad afirman que se opondrán a la ley. 



RECOMENDAMOS



Loading...