Internet /

Excélsior

Ciudad de México– ¿Qué piensas cuando escuchas la palabra 'dieta'? Seguro en un plato de ensalada con trozos de pollo y un jugo fresco.

Y sí, la verdad es que someterse a un régimen alimenticio estricto consta de abandonar los viejos hábitos para empezar de cero, dejando de lado todo lo que podría subirnos de peso.

Refresco, pizzas, hamburguesas, pasta, papas, cerveza, todo lo delicioso que se te ocurra casi siempre lo prohíben los nutriólogos a la hora de crear un menú saludable.

Sin embargo, contra todo pronóstico, un joven logró perder 88 kilos de peso sin dejar de lado sus comidas favoritas.

De acuerdo con Daily Mail, durante 13 años Anthony Brown, un joven de 34 años, consumió a diario una media de 8 mil calorías.

Un día se enteró que su hermana padecía diabetes y temiendo estar enfermo como ella, decidió subirse a la báscula, sin embargo, superó la capacidad de 170 kilos y apareció un mensaje de 'error'.

Fue en ese momento que decidió mantener una alimentación sana que incluía avena, pollo, verduras y jugos.  No obstante, un mes después abandonó ese estilo de vida saludable y optó por retomar el suyo pero modificando las porciones.

La táctica funcionó y, sin consumir más de 2 mil calorías al día, logró perder casi 90 kilos en dos años, sin necesidad de pasar más de una hora al día en el gimnasio.

"Mi peso disminuía cada semana y todavía podía comer tantas comidas deliciosas. Fue increíble.  Algunas personas necesitan 2 mil calorías para mantener su peso, pero como pesaba tanto, comer 2 mil calorías significaba perder 0.9 kilos por semana", dijo el hombre.

Actualmente Anthony pesa  94 kilos y se dedica a enseñar a otros hombres y mujeres con sobrepeso a adelgazar utilizando el mismo sistema.

Además, el californiano, que solía comer una pizza entera para cenar todas las noches, ha comenzado a experimentar con diferentes métodos de dieta, como darse una comilona al día.

"A veces no como nada más que una taza de café para el desayuno, bocadillos muy bajos en calorías durante el día y luego una cena de mil 600 calorías a las siete de la noche", confiesa. 



RECOMENDAMOS



Loading...