Pixabay /

Excélsior

Ciudad de México– Como bien sabes, demasiadas mujeres dedican su vida entera a la labor más difícil de todas: ser ama de casa.

Tomar la decisión de abandonar sus trabajos para cuidar a los niños y arreglar el hogar es un proyecto que muchas toman de corazón.

A pesar de que es un trabajo arduo que jamás se acaba tiene sus recompensas, como por ejemplo, estar cerca de su familia. Sin embargo, también tiene sus contras, uno de ellos, el estrés

Recientemente un estudio realizado en la Universidad de Padúa, en Italia afirma que hay algo mucho más estresante que cuidar a los niños: el esposo.

Según dicha investigación, el matrimonio puede producir tanto estrés como la maternidad y, a veces, incluso puede causar mucho más.

En la indagación, tres cuartas partes de las mujeres afirmaron que hacen la mayoría de las tareas del hogar y tienen la mayoría de las responsabilidades de crianza.

Una de cada cinco afirmó que la falta de ayuda y apoyo de sus maridos era la causa de gran parte de su estrés.



Este estudio también analizó a los hombres en sus vidas y descubrió que muchos de ellos confiaban mucho en las capacidades de sus esposas.



RECOMENDAMOS



Loading...